miércoles, 5 de julio de 2017

EL ÁGUILA IMPERIAL IBÉRICA EN ARAGÓN

La población de águila imperial ibérica (Aquila adalberti) en España y de acuerdo con los datos que se manejan en el proyecto de conservación de esta especie llevado a cabo por la Fundación Migres, la Estación Biológica de Doñana (CSIC) y la Junta de Andalucía, auspiciado por la Fundación Banco Santander, alcanzó una cifra record de 500 parejas reproductoras el pasado año 2016. El número de parejas de esta especie en la década de los 80 del pasado siglo apenas superaba el centenar.

Desde el año 2001 y en el marco de la Estrategia Nacional puesta en marcha por la Dirección General de Conservación de la Naturaleza del Ministerio de Medio Ambiente Ver enlace, y los Planes de Recuperación llevados adelante por las Comunidades Autónomas de Andalucía, Castilla y León, Extremadura y Castilla-La Mancha, sus poblaciones han experimentado un continuado aumento gracias a las diversas medidas implementadas para su conservación.


Águila imperial ibérica (Aquila adalberti)
Hembra de 3er. a.c. observada en Los Monegros
Vista en varias ocasiones a primeros de junio de 2011
Fotografía: Jesús Lavedán
Consecuencia de ello es el llamativo incremento del número de observaciones de la especie en la región aragonesa -fundamentalmente aves juveniles e inmaduras en dispersión- que ha pasado de contar con tan solo ocho citas conocidas hasta el año 2000, a superar a lo largo del presente siglo los cincuenta registros acumulados en nuestro territorio.

En el siguiente mapa se muestran las diferentes localizaciones recopiladas en Aragón durante el transcurso de las últimas cinco décadas:



Buena parte de los registros corresponden a comarcas ubicadas en la Depresión central del Valle del Ebro, donde se sitúan los mejores espacios de utilización agrícola del suelo en Aragón y que destacan -especialmente en años recientes- por una elevada densidad de conejo en aquellas zonas que todavía mantienen lugares con algo de matorral y terrenos adecuados donde poder excavar sus madrigueras.

Si bien el águila imperial nidifica principalmente en áreas boscosas del monte mediterráneo ibérico, para cazar utiliza zonas más abiertas con abundancia de presas potenciales. Conocido es el hecho de que muchas de las águilas jóvenes se dispersan lejos de sus lugares de nacimiento, en busca de zonas de estancia y alimentación donde el conejo -su presa predilecta- es más abundante.

Juveniles de imperial ibérica y águila real en Muel (Zaragoza)
Compitiendo por un territorio de caza con abundantes presas
16 de diciembre de 2016
Fotografía: Luis Gracia
Los datos obtenidos en Aragón muestran una presencia regular de aves inmaduras a lo largo de las últimas temporadas, especialmente en determinadas comarcas donde la abundancia local del conejo es muy significativa. Destacan la acumulación de registros recogidos en el área de Tarazona, Sierra de Albarracín y Ribera Baja del Ebro/Los Monegros, donde en su conjunto la especie ha sido detectada de forma ininterrumpida durante los últimos siete años.

Precisamente hoy mismo hemos recibido la imagen que incluimos más abajo, de un ejemplar de segundo año calendario fotografiado en el término municipal de Tarazona a mediados del pasado mes de junio. Cita inédita no recogida en la recopilación de observaciones anuales, del mapa de distribución incluido en este post.

Águila imperial ibérica (Aquila adalberti)
Ejemplar de 2º a.c. observado en Tarazona
19 de junio de 2017
Fotografía: Santiago Royo
No obstante y atendiendo al cómputo de datos históricos recopilados Ver todas las entradas en el Blog, además de en varias comarcas limítrofes con el Valle del Ebro, la especie ha sido detectada en otros puntos de la provincia turolense (comarcas del Jiloca, Teruel y Bajo Aragón) y también en el Alto Aragón (Hoya de Huesca, Prepirineo y Pirineo).

Especialmente destacables son las recientes observaciones obtenidas durante el pasado año 2016 en la zona pirenaica (puertos de Somport y Sallent de Gállego) Ver entrada, donde ya se conocían algunos datos previos para los años 1995 (Garcipollera-Escuaín), 2005 (Sabiñanigo) y 2015 (Garcipollera), además de una referencia muy antigua para finales de la década de los 70 en el Macizo de Peña Oroel-Jaca y el registro de un ave subadulta, vista en al menos dos ocasiones en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara (Huesca) durante la pasada primavera Ver entrada y comentarios suscritos a la misma.

Águila imperial ibérica (Aquila adalberti) 
La Muela (Zaragoza); diciembre de 2016
Fotografía: Alfredo Sánchez
De acuerdo con los criterios establecidos por el Comité Editorial AODA y aunque la cifra de diferentes registros todavía está lejos de alcanzar el centenar, la frecuencia de sus observaciones aconseja revisar su actual estatus de presencia ocasional para futuras ediciones del Anuario y otorgarle así una categoría de presencia más regular en la región.

Tal y como ha ocurrido con otras especies de presencia escasa pero regular -que han superado las cincuenta citas y que han sido registradas en al menos diez de los últimos quince años- sus observaciones dejarán de ser recogidas de oficio en este Blog a partir de enero de 2018, aunque todos sus datos seguirán siendo solicitados para su inclusión en las sucesivas ediciones del Anuario.

Alberto Bueno Mir
Comité Editorial AODA
Anuario Ornitológico de Aragón

No hay comentarios:

Publicar un comentario