martes, 21 de mayo de 2019

LA LAGUNA DEL CAÑIZAR, EJE CENTRAL DE LAS CUARTAS JORNADAS ORNITOLÓGICAS ARAGONESAS

El pasado 18 de mayo se desarrollaron las IV Jornadas Aragonesas de Ornitología en la localidad turolense de Villarquemado (Teruel), incluyendo una salida ornitológica a la laguna del Cañizar y una charla sobre su importancia y el proceso de recuperación que ha seguido. 

Este humedal, incluido en el inventario de humedales singulares de Aragón, se ha restaurado parcialmente tras la desecación completa de la laguna en el siglo XVIII. Lamentablemente, tras la inversión realizada, no se ha alcanzado actualmente el consenso con una parte de la población local lo que imposibilita alcanzar -hoy por hoy- el objetivo de restauración planteado en el proyecto ejecutado.

En la actualidad se está desarrollando un programa de participación cuya finalidad es intentar alcanzar vías de consenso que permitan contar en el futuro con un ecosistema de elevado interés natural, bajo el acuerdo mayoritario de la población local.

El Cañizar plantea grandes posibilidades para el disfrute público
Esta laguna constituye un ecosistema de enorme singularidad
Fotografía: Luis Gracia
Se trata de una cubeta inundable que configuraría un humedal de agua dulce con varios cientos de hectáreas de superficie de inundación y que ocuparía buena parte de los antiguos terrenos cubiertos por la antigua laguna del Cañizar, drenada por la Acequia Madre, que discurre de sur a norte desde la localidad de Cella. 

La superficie inundable se localiza entre las poblaciones de Cella y Villarquemado con unas características que la asemejan en cuanto a su funcionamiento hídrico, al Parque Nacional de las Tablas de Daimiel (Ciudad Real). Presenta ambientes muy diversos, que con una buena gestión darían lugar a ecosistemas de alto valor natural; entre otros láminas de aguas libres, carrizales, junqueras, prados húmedos y arboledas inundables.

Esta circunstancia, unida a la alta calidad del agua, ha permitido que en los años de inundación se haya asentado una comunidad de vertebrados muy rica, con más de 200 especies de aves observadas en la zona. 

Destaca entre éstas la comunidad de aves reproductoras, habiéndose constatado la nidificación de todas las especies de ardéidas de la península Ibérica incluida la garceta grande (rara reproductora en españa) y las amenazadas avetoro común y garcilla cangrejera, así como de gran parte de las especies de anátidas que se reproducen en España. Igualmente se asentó durante una temporada la última colonia nidificante aragonesa de fumarel cariblanco.



Las últimas actuaciones incluyen un espacio interpretativo al aire libre
En él se describe el medio y pone de relieve sus valores naturales
Fotografías: Francisco Javier Sampietro
Durante la jornada se visitó el espacio interpretativo recientemente instalado en las proximidades del observatorio principal, que cuenta con buen número de paneles explicativos. Posteriormente se realizó un recorrido interior en la laguna acondicionado para la observación de fauna, alcanzando algunos observatorios elevados que permitieron obtener perspectivas muy interesantes de la masa de carrizal y facilitaron la observación de diferentes especies de aves.

Alcotán europeo (Falco subbuteo) cazando libélulas
Fotografía: Luis Gracia

Pareja de zampullines cuellinegros (Podiceps nigricollis)
Nidificante muy localizado en el conjunto de la región
Fotografía: Luis Gracia

Ejemplar de garcilla cangrejera (Ardeola ralloides)
Especie catalogada en Aragón como en peligro de extinción
Fotografía: Luis Gracia

Fumarel cariblanco (Chlidonias hybrida)
La última colonia reproductora en Aragón se ubicó en El Cañizar
Fotografía: Luis Gracia
La muestra de la diversidad de avifauna es la nada desdeñable cifra de algo más de sesenta especies que pudieron ser observadas por el grupo visitante en apenas 4 horas, incluyendo garcilla cangrejera, espátula común, fumarel cariblanco, zampullín cuellinegro y un buen número de paseriformes.

Por la tarde pudo comprobarse la presencia del avetoro común, que viene observándose de forma continuada durante la presente primavera, y que subraya la alta potencialidad de este humedal para una especie reproductora tan amenazada en la región aragonesa.



Espacios de aguas abiertas se alternan con masas de carrizal
No faltan junqueras y prados inundados
Todo ello configura una alta diversidad ambiental
Fotografía: Francisco Javier Sampietro

Varias sendas y observatorios facilitan su prospección ornitológica
La laguna es un excelente lugar para iniciarse en el "birdwatching"
Fotografía: Francisco Javier Sampietro
En las imágenes que acompañan el presente post, puede apreciarse las características de algunas de las zonas visitadas con perspectivas sobre masas de aguas libres y carrizales, así como la tipología de los observatorios recientemente instalados en el interior de la laguna y algunas de las especies detectadas.

Algunos participantes observando aves durante la visita
IV Jornadas Aragonesas de Ornitología
Asociación AODA-Rocín; 18/05/19
Fotografía: Francisco Javier Sampietro
El alto grado de inundación que ha presentado la laguna durante el pasado invierno y hasta la presente primavera, se debe a las importantes precipitaciones que se produjeron en el sur de la provincia de Teruel en los pasados meses. La actual gestión del humedal, de máximo drenaje, determinará irremediablemente su desecación en breve plazo con el estiaje de verano.

El alto potencial del ecosistema y la importancia de la biocenosis que alberga, tal y como ha sido constatable en los años de inundación, determinan que los municipios de la zona y la Comunidad Autónoma de Aragón puedan ganar con la recuperación real de la laguna del Cañizar un valor natural de elevada relevancia nacional e internacional.

Imagen aérea de la laguna en la fase de máxima inundación
Obtenida tras el periodo de lluvias de 2018-2019
Fotografía: Francisco Javier Sampietro
Junta directiva 
Asociación AODA-Rocín

No hay comentarios:

Publicar un comentario