viernes, 4 de agosto de 2017

SÉPTIMA OBSERVACIÓN ARAGONESA DE BUITRE MOTEADO

Ayer jueves día 3 de agosto Juan Carlos Albero localizó y fotografió un ejemplar juvenil de buitre moteado (Gyps rueppellii) en el comedero de aves necrófagas de Baélls, ubicado en la comarca oscense de La Litera.

En compañía de alrededor de 300 buitres leonados, dos alimoches comunes, un quebrantahuesos adulto, varios milanos y un buitre negro que sobrevolaba la zona, este nuevo registro supone la séptima ocasión documentada en que la especie es detectada en Aragón.

Buitre moteado (Gyps rueppellii) juvenil
En la imagen el segundo por la izquierda
Comedero de Baélls, La Litera (Huesca)
3 de agosto de 2017
Fotografía: Juan Carlos Albero

De tamaño algo menor que el buitre leonado, los adultos son fácilmente diferenciables de este por la tonos marrones más oscuros -no leonados- de las partes superiores e inferiores (aunque pueden presentar variaciones individuales) y plumas orladas de color beige blanquecino que les otorga un aspecto bastante escamoso.

Algo más complicado es la diferenciación de las aves juveniles, siendo el mejor diagnóstico la tonalidad pardo clara del pecho y partes inferiores que muestran unas evidentes estrías de color marrón oscuro (no apreciables en las imágenes incluidas en este post).

Buitre moteado juvenil junto a buitres leonados
Más oscuro y de menor tamaño
Comedero de Baélls (Huesca); 03/08/2017
Fotografía: Juan Carlos Albero
 
Las primeras citas en Aragón de esta especie de origen africano, se refieren a dos aves observadas respectivamente en la localidad pirenaica de Hecho en mayo de 2010 y VRSU de Valdecebro (Teruel) en noviembre de 2011 Ver entrada.

Posteriormente se conocen al menos otros cuatro registros datados en mayo de 2012 (VRSU de Valdecebro Ver entrada), septiembre de 2013 (Santa Cilia de Panzano Ver entrada), junio de 2014 (Loporzano Ver entrada) y junio de 2016 (Monegrillo Ver entrada), todos referidos a ejemplares aislados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario