sábado, 18 de enero de 2014

El pato havelda (Clangula hyemalis) de la sede de AcuaEbro, cumple dos meses en Zaragoza

Tras su localización el pasado día 22 de noviembre de 2013 Ver entrada en los antiguos depósitos de agua de Casablanca, el macho de pato havelda (Clangula hyemalis) va camino de completar sus dos meses de estancia continua en la capital aragonesa.

Ayer día 17, fue de nuevo observado y fotografiado por Alfredo Sánchez, Luis Gracia, Jesús Rodriguez y otros observadores. La fotografía ahora recibida y comparándola con una de las primeras imágenes obtenidas justo un día después de su localización, muestran que este ejemplar juvenil se encuentra en pleno periodo de muda invernal.

Pato havelda (Clangula hyemalis) macho juvenil
Sede de AcuaEbro 17/01/2014
Foto: Alfredo Sánchez
Entre ambas fotografías se aprecian algunas diferencias, fundamentalmente en lo referido al diseño más claro de la cabeza, mancha auricular mucho más definida y oscura, cuello y nuca blancos y llamativa franja rosada en el pico, pero también en el plumaje del cuerpo y en especial sus escapulares blancas. No tanto así en las plumas de vuelo, que tal y como corresponde a la mayoría de anátidas en su primer invierno, parece no son mudadas hasta el siguiente verano.

Pato havelda (Clangula hyemalis) macho juvenil
Sede de AcuaEbro 23/11/2013
Foto: Manuel Galán
De acuerdo con S. Madge y H. Burn, 1988, esta especie tiene secuencias de muda muy complicadas. Los adultos de ambos sexos presentan anualmente hasta cuatro diferentes plumajes (como resultado de tres mudas), lo que dificulta enormemente la correcta determinación de sexos y edades.

Por otra parte, los individuos juveniles durante su primer otoño/invierno comienzan a mostrar más blanco en la cabeza y en el cuello  -en comparación con el patrón más oscuro de sus primeras semanas de vida- y se asemejan entonces a las hembras. Al parecer los jóvenes machos y una vez bien avanzado el otoño, pueden adquirir características más propias del típico diseño invernal de los adultos (con buena parte de su plumaje blanquecino), pero esto no sucede de forma evidente hasta su segundo año de vida.

Este diseño característico de los machos adultos en invierno es ya notorio en el otoño (sep./nov.), pero la mancha auricular se muestra menos conspicua y es de un colorido gris-marronáceo más apagado que el típico tono negro invernal. En todo caso, las largas y apuntadas escapulares blancas -que destacan claramente sobre el fondo marrón oscuro de las partes superiores, manto y pecho- son diagnóstico inequívoco de los machos en plumaje invernal.

A continuación se incluye una imagen de un macho adulto tomada en diciembre, extraída del siguiente enlace en el que podéis visualizar una buena muestra de fotos de esta especie, en diferentes plumajes y edades. 

Pato havelda (Clangula hyemalis) macho adulto en invierno
Antelope Island, Utah (USA) 19/12/2007
Foto: Paul Higgins
Extraído de www.utah.birds.org
No cabe duda, de que el joven havelda "zaragozano" se encuentra muy a gusto en nuestras latitudes. Veremos hasta cuando dura, esta ya prolongada estancia.

Alberto Bueno
Comité Editorial, 2014
Anuario Ornitológico de Aragón-Rocín

Fuentes:

.- Madge, S. & Burn, H., 1988. Wildfowl: an identification guide to the ducks, geese and swans of the world. Cristopher Helm.(Publishers). London.

2 comentarios:

  1. El domingo día 19, el ejemplar sigue en la zona. Observado por Javier Blasco Usón y Pedro Bescos.

    ResponderEliminar
  2. El sábado día 25 de enero vuelvo a verlo en el mismo sitio

    ResponderEliminar